Persiana

Cómo arreglar una persiana

PersianaEn el post de hoy vamos a aprender cómo arreglar una persiana.
Antes de nada tendremos que localizar el problema, que puede ser alguno de los siguientes:
1. Rotura de la cinta de la persiana (Ver 2.1)
2. Rotura del muelle de recuperación de la cinta. (Ver 2.1)
3. Rotula del eje de la persiana o su sujeción. (Ver artículo completo) 

Un día como otro cualquiera, nos levantamos y al subir la persiana…. Plonk algo se cae, se nos queda un poco descolgada de un lado y ya ni sube ni baja.
Por lo que decidimos abrir la caja y ver que había pasado.


Tornillos caja persiana
1. Detectando el problema.

Lo primero de todo es abrir la caja de la persiana. Hay que tener cuidado si hemos pintado la habitación hace poco, ya que si no abrimos la caja con cuidado puede saltar la pintura de alrededor.

 

Caja de la persiana
Una vez que abrimos la caja, vemos que la parte derecha del eje de la persiana se ha salido de su sitio. Miramos el soporte y para nuestra sorpresa el soporte metálico de unos 4mm de grosor se ha ido desgastando con el roce y ha desaparecido. (foto 5)

Soporte del eje de la persiana
Después de darle vueltas y plantear varias soluciones nos decidimos por poner un cojinete en el eje. De esta manera la podremos arreglar y la subiremos mucho más fácilmente al tener menos fricción que con el sistema antiguo.
Otra solución sería ponerle rodamientos, pero nosotros la descartamos al no encontrar ninguno del tamaño adecuado.

Sujeción de la persiana con el eje
2. Desmontando la persiana.
Para poder trabajar con el eje vamos a tener que soltar la persiana del propio eje.
Para ello bajaremos del todo la persiana y soltaremos las cintas que van atornilladas al eje y que unen persiana con este. (foto 4)
Ahora ya podemos sacar el eje de su sito.

 

Soporte del carrete
2.1 Quitando la cinta y el carrete

(Si nuestro problema es que el muelle del carrete estaba roto lo desmontamos como se indica en este punto y lo cambiamos por uno nuevo.)

De paso, nosotros hemos aprovechado para limpiar la cinta de la persiana, ya que se ensucian bastante.
Para ello quitamos los 2 tornillos que sujetan el carrete a la pared y lo sacamos.
Luego vamos tirando de la cinta para desenrollarla del todo y una vez desenrollada quitamos el tornillo que une la cinta con el carrete. Tened cuidado con los dedos, ya que al soltarla el carrete que está en tensión se recogerá de golpe.


Tornillo para soltar la cinta del carrete

 

Metemos la cinta en un barreño con agua caliente y jabón y la vamos limpiando con un cepillo.

 

 

 

Carrete de la cinta de la persiana

Cuando volvamos a montar la cinta tendremos que darle tensión al muelle del carrete antes de poner la cinta, ya que si no lo hacemos no se recogerá la cinta, en nuestro caso con 13 vueltas fue suficiente.

 

 

Limando y preparando el cojinete
4. Preparando el cojinete
Buscamos un cojinete con un diámetro exterior un poco más grande que el soporte, de este modo podremos limar los laterales y hacerlos planos para que encaje en el soporte y no pueda girar sobre sí mismo.

 

Cojinete antes y después

 

Limado y pulido del eje de la persianaEl eje de la persiana es unas décimas más grueso que el diámetro interior del cojinete, así que nos toca lijar el eje.
Para ello utilizamos una lima de hierro y para darle un acabado mejor y más suave, terminamos con una lija muy fina y luego pulimos el eje con pulimento, así nos aseguramos que el eje esté muy suave y liso para girar con el mínimo esfuerzo.

 

5. Reparando el soporte del eje de la persiana.
Le quitamos las virutas metálicas que tenía debido al desgaste por rozamiento (Foto 5), lo lijamos un poco y lo limpiamos con alcohol.
Ahora cogemos un poco de barrita arregla todo y la mezclamos bien hasta que quede de un color uniforme.

 

Cojinete pegado en el soporte de la persiana
Encajamos el cojinete en su sitio y le aplicamos la barrita por la parte superior e inferior y rellenamos el agujero que se hizo en el soporte a causa del roce.
Hay que asegurarse que el hueco por donde va a pasar el eje no quede taponado con pegamento.

24 horas después ya está completamente seco y duro, listo para montar de nuevo la persiana.

Cojinete pegado en el soporte de la persiana

 

Eje de la persiana con grasa de litio
Para darle el toque final yo os recomiendo que pongáis un poco de grasa de litio en los ejes, de esta manera las persianas suben mucho mejor y evitamos un desgaste temprano de los ejes.

 

Después de hacer todo esto la diferencia es abismal, ahora la persiana sube sin hacer apenas fuerza y con una suavidad increíble.
Espero que no se os resistan las persianas a partir de hoy 😉
Hasta el próximo post….


Compartir

6 pensamientos sobre “Cómo arreglar una persiana”

  1. super util! ….pero, en mi caso me encantaria si me ayudas con lo siguiente:

    la lamina inferior, la que apoya en el alfeizar, tiene una alfombrita (que va dentro de su perfil o hendidura).
    Se te ocurre cómo saber el ancho de este perfil sin desmontar la lamina?
    (en la tienda me piden que la lleve y claro, no es plan de desmontarla sólo para eso:))

    Saludos y muchas gracias!

    1. No tienes un trozo de la alfombrilla de fieltro que quede en la persiana? Así podrías cortar un trozo y llevarlo.
      Si no lo que puedes hacer es medir simplemente el ancho de la lámina inferior y con eso te pueden dar una.

      De todas maneras no se como será tu persiana pero para meter la nueva tira de fieltro tendrás que sacar la última lámina, así que creo que te tocará si o si sacarla, a no ser que tengas otro sistema.

      Un saludo

    1. Eso es porque la cuerda que une la persiana con el eje está mal puesta o es corta. Mira el post, en el punto 2 “Desmontando la persiana” aparecen las cintas a las que me refiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + 9 =